Minicupcakes de Oreo SIN GLUTEN

…o la historia de como una es cabezota hasta el extremo más insospechado. Mi sobrina Cecília cumplía siete años y yo en mi afán de cocinar, además de hacer la tarta de zanahoria ya clásica y el pastel de atún (esta vez sin gluten) quise probar de hacer minicupcakes de oreo sin gluten. En vez de buscar una receta adaptada, quise probar, improvisar. Se unió el hecho de que estrenaba molde y el resultado fue un desastre.

Perseverancia es la palabra, perseverancia en mi cabezonería, porque aunque comprobando que los cupcakes no subían yo seguía en mi empeño y seguía horneando cupcakes fallidos. Ya sabéis que siempre los hago la noche anterior como os contaba en la receta de los cupcakes de oreo, así que por la mañana ya más tranquila y observando el estropicio decidí pedir ayuda a San Google. La receta que seguí es la de Alma Obregón, eso sí con algunas modificaciones. Tal cual os la escribo.

Ingredientes para la masa

  • 100 gr de harina SIN GLUTEN  de la marca Beiker.
  • 110 gr de azúcar
  • 100 gr de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo SIN GLUTEN marca Hacendado
  • 2 cucharadas de leche
  • 2 paquetes de galletas Oreo/Discocrem Sin Gluten de Beiker

Hay que vigilar que todos los ingredientes sean sin gluten, por eso os pongo las marcas que yo he usado. En mi caso los compré en Mercadona.

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180º. Colocamos los moldes de papel dentro de moldes de silicona o de aluminio para 12 magdalenas. Reservamos.
  2. Ponemos todo el paquete de galletas Oreo en el vaso de la Thermomix y programamos 5 segundos, a velocidad 7. Reservamos.
  3. Sin lavar el vaso, echamos los huevos y el azúcar y programamos 1 minuto, a velocidad 3.
  4. Añadimos la mantequilla (tiene que estar blandita) y programamos 2 minutos, a velocidad 3.
  5. Agregamos la leche y programamos 30 segundos, a velocidad 3.
  6. Incorporamos la harina y la levadura. Mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 3.
  7. Echamos la mitad de las galletas Oreo reservadas y mezclamos 10 segundos, a velocidad 3.
  8. Llenamos las cápsulas con esta masa. Con una cucharadita en cada mini molde bastará.
  9. Horneamos entre 15 – 20 minutos, a 180º.
  10. Sacamos del horno y dejamos que enfríen completamente sobre una rejilla.

DSC_0538

Ingredientes para el frosting

  • ½ paquete de galletas Oreo/Discocrem Sin Gluten de Beiker (que ya tenemos trituradas)
  • 300 gr. de azúcar
  • 120 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 130 gr. de queso Philadelphia, frío

Para el frosting son los mismos pasos de siempre que ya habéis visto en otras recetas.

  1. Convertimos el azúcar en azúcar glas como os enseñé aquí y seguimos con los siguientes pasos.
  2. Añadimos la mantequilla (tiene que estar blandita). Batimos durante 2 minutos, a velocidad 3.
  3. Agregamos el queso (tiene que estar frío). Programamos 2 minutos, a velocidad 3.
  4. Incorporamos las galletas trituradas y programamos 1 minuto, a velocidad 3.
  5. Vertemos en una manga pastelera y decoramos nuestros cupcakes.

IMG-20160129-WA0001(1).jpeg

¿Queréis saber que hice con los 40 cupcakes fallidos? ¡Sí, sí! ¡40! Ya os he dicho que soy muy cabezota. En la próxima receta os enseño como aproveche todos los sobrantes para hacer cakepops de oreo. ¡Una bomba! ¡Nos leemos!

Minicupcakes de Oreo SIN GLUTEN

Salamanca #BlogTrip

Conocer Salamanca en dos días está bien, aunque seguro que si hubiéramos pasado más tiempo allí lo hubiéramos aprovechado igual. Desde que fui a Salamanca por primera vez hace unos diez años, he querido volver, así que este año no dejé pasar la oportunidad.

¿Dónde nos alojamos?
Pues en el Room Mate Vega, ideal, céntrico y barato. Perfecto para nuestra escapada de dos días. La recepcionista fue encantadora y aunque se disculpó por su dominio del castellano (ya querría yo hablara así el inglés) nos dio las mejores indicaciones del mundo sobre qué visitar y dónde comer.

¿Qué visitamos?
La Casa de Las Conchas, la Catedral, la Universidad, el Puente Romano con un solecito espléndido y la Cueva de Salamanca dónde hay una Torre que es un mirador. He leído en los comentarios de Google que algunos no creen que sea lo suficientemente alta. Para mí lo es ya que allí, lloré como una enana. Os explico: tengo vértigo y me hice la valiente para subir y luego no quería bajar. El miedo que me produce es irracional, pero os aseguro el disgusto que cogí fue de campeonato.

También visitamos la tienda de Zara que se ubica en un antiguo Monasterio. ¡Impresionante!

¿Dónde comimos?
Para un menú de mediodía con vistas a la Plaza Mayor no hay mejor sitio del Mesón Cervantes. El menú incluye dos platos y un postre a muy buen precio aunque aviso que yo con el primer plato ya estaba llena. Ahí probamos el tostón, plato típico y sabroso.

En Casa Vallejo probé las patatas meneas y el arroz con chanfaina. Todo muy rico y muy buen trato. Los dos días repetimos en el Cafè Novelty, aunque debo decir que volvimos por las tartas y no por la simpatía de los camareros.

Y hasta aquí nuestra pequeña ruta por Salamanca. ¿Eres salmantino y crees que dejé muchos sitios sin ver? O por el contrario crees que algunos sitios de los que nombro son espectaculares. Sea como sea, comparte tu opinión en los comentarios, porque nos puede servir a todos. ¡Nos leemos!

Salamanca #BlogTrip

¡Galletas de mantequilla!

¿Tienes invitados y te han avisado con muy poca antelación? Pues ahí va una receta deliciosa de galletas de mantequilla para acompañar el café. Pero aviso; si comes una, ¡no podrás parar!

Ingredientes

110 gr. de azúcar glas (En esta receta te enseño como hacerlo en casa)

360 gr. de harina para repostería

1 tarrina de mantequilla President a temperatura ambiente

DSC_0533

  1. Convertimos el azúcar en azúcar glas como te enseño en esta receta o compramos azúcar glas en el supermercado.
  2. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos, ya sea con la Thermomix o con las varillas.
  3. Añadimos la harina.
  4. Dejamos reposar 30 minutos en la nevera.
  5. Encendemos el horno a 180 grados y ponemos papel de hornear en una bandeja.
  6. Con ayuda de un cortapastas formamos las galletas y las disponemos en la bandeja.
  7. Horneamos durante 10 minutos con fuego de abajo y dejamos enfríar.

No cometas los mismos fallos que yo: aprende de mi cabezonería

  1. El azúcar debe ser glas, con azúcar normal no quedan bien, quedan grumosas.
  2. La mantequilla debe ser President, con cualquier otra marca no saben igual. O por lo menos con las que yo he probado no funciona.
  3. La harina debe ser de repostería.

¡Una receta sencilla y deliciosa!

¡Galletas de mantequilla!

Quick Tip: Azúcar Glas con Thermomix

Si tienes Thermomix no tienes porqué comprar nunca más azúcar glas, basta que conviertas el azúcar normal en azúcar en polvo en un sencillo paso. Así te ahorras bastante dinero en la compra y además lo tienes siempre a mano.

Es muy importante que el vaso y la tapa estén bien secos. ¡Vamos allá!

 

img_azucar_glass_52594_600
Imagen de recetasgratis.net

Ingredientes

300 gramos de azúcar

Preparación

En el vaso limpio y seco echamos el azúcar. Programamos 1 minuto a velocidad progresiva 5 /7/10. Si se sube por las paredes, lo bajamos con la espátula y repetimos.

  • Sin Thermomix

Buscando una foto para ilustrar el post me he encontrado con una receta de azúcar glas Sin Thermomix, os la escribo aunque yo NO LA HE PROBADO. Es de recetasgratis.net y lo que propone es batir poco a poco en un recipiente alto el azúcar normal hasta pulverizarlo por completo. Luego pasarlo por una malla fina. Si no tenéis Thermomix y os veis apurados porqué necesitáis el azúcar glas es una gran opción. Aquí os dejo el paso a paso. Repito que yo no lo he probado. Si lo probáis y funciona, avisadme en los comentarios.

Es una receta muy simple pero que nos irá fenomenal en un montón de recetas dulces. Además si te sobra lo puedes conservar en un bote hermético y dura un montón. ¡Hasta pronto! ¡Nos leemos!

Quick Tip: Azúcar Glas con Thermomix

“¡Oye papá! ¿Cómo funciona esto de la ITV?”

¡Mi coche ha pasado la ITV! Era su primera vez y también la mía. Aun no me explico cómo no pedí consejo a nadie. Un “¡Oye papá! ¿Cómo funciona esto de la ITV?”; o un “¿Cariño que tengo que hacer?”. Vivo al límite.

revision-itv1

Pero eso no era todo. Desde el día en que pedí la cita al día de hoy, ha pasado más o menos una semana lo que ha hecho que olvidara por completo en que edificio me tocaba pasar la inspección. Antes de salir de casa he llamado a una de las oficinas para comprobarlo e ir más segura. Lo he comprobado y he salido de casa café en mano. He llegado 15 minutos antes de mi cita así que me he aparcado en un rincón y he comprobado que tenía todos los papeles. Lo podía haber hecho en casa pero soy así, vivo al límite. Visto que todo estaba en orden, me he puesto a la cola. Aquí seguro que los NO novatos como yo ya notan mi fallo. Después de 30 minutos esperando y al hablar por teléfono con mi suegra mis dudas se han verbalizado. Que “si no se si estoy en la ITV que toca y eso que he llamado”, “que estoy haciendo cola”,… Mi suegra me ha comentado que si me habían dado los papeles es que todo estaba en orden. Y ahí me he vuelto de colores. “¿No has pasado por información?”, ha preguntado ella.

He bajado del coche y me he puesto a correr hasta averiguar que efectivamente estaba en el edificio equivocado y que había obviado pasar por la oficina de Información. He vuelto corriendo a mi coche abandonado en la cola, con un eco en mi cabeza (con la voz de la telefonista de cita previa) que me decía donde tenía la cita. Vivo al límite, no escucho. Media hora más tarde yo conducía llegando a la ITV correcta, después de esquivar coches para salir de la cola que no era. Le he contado mi rollo a la administrativa y me ha dicho que “eso pasa mucho”. Lo que no le he remarcado es que yo había hecho 45 minutos de cola, sin papeles. Ahora estoy en la cola nueva, donde toca, con mis papeles. Mientras pienso que no solo mi coche ha pasado la ITV,  sino también yo.

  • Sentido común 0
  • Sentido de la orientación 0
  • Atención 0
  • Cabezonería 1000

Y así podría seguir pero estoy hablando de mí misma y no quiero hacerme llorar. Pasarse la ITV a uno mismo no es tan malo. Te hacer poner los pies en la tierra y ver que hay cosas que aún no sabes. Muchas. ¡Nos leemos!

“¡Oye papá! ¿Cómo funciona esto de la ITV?”

Salmorejo (sin pan)

Esta receta os va a venir un poco a contra tiempo. El salmorejo se suele hacer en verano con tomates de la huerta, de esos rojos de verdad. Pero hace dos semanas en Madrid tomé un vasito y me supo a gloria. Por eso la semana pasada me animé e hice un día para comer. Por eso hoy, os paso mi receta.

DSC_0573.JPG

La particularidad que tiene es que yo sustituyo el pan por calabacín, de esa manera conseguimos un plato mucho más sano.

Ingredientes

150 gramos de aceite de oliva virgen

1 diente de ajo

1 kilo de tomates maduros

1 cucharadita de sal

1 calabacín

25 gramos de vinagre

  • Para decorar:

4 huevos duros

100 gramos de jamón serrano

DSC_0567.JPG

Preparación

Primero ponemos agua en un cazo y cocemos el calabacín a trozos. También los huevos. Mientras tanto colocamos un bol sobre la tapa de la Thermomix, pulsamos la función balanza y pesamos el aceite. Reservamos.

Una vez cocidos, ponemos los huevos duros en el vaso y los troceamos durante 2 segundos, a velocidad 4. Retiramos del vaso y reservamos en un bol. A continuación, ponemos el jamón en el vaso y damos 4 o 5 golpes de Turbo.  Retiramos del vaso y reservamos.

Sin lavar el vaso, echamos el ajo, los tomates cortados en cuartos y la sal. Programamos 30 segundos, a velocidad 5.

Añadimos el calabacín y el vinagre. Programamos 30 segundos, velocidad 5 y a continuación, 2 minutos, a velocidad 10.

Programamos velocidad 5, sin tiempo y sin quitar el cubilete, vamos vertiendo poco a poco el aceite sobre la tapa del vaso, hasta que terminemos de incorporarlo.

Después yo lo pongo en una jarra grande y lo dejo enfriar en la nevera hasta la hora de comer.

Una receta fácil de la que me enamoré el pasado verano y que ya veis que hasta en febrero me apetece. ¡Buscadme en Facebook! ¡Nos leemos!

Fuente: Adaptación de Misthermorecetas.com

Salmorejo (sin pan)

#BlogTrip Un día en Madrid

Cuándo leáis esto yo estaré de nuevo en Madrid, pero con la familia. Mientras tanto os cuento que hicimos en la capital la semana pasada.

Llegamos a las ocho con un vuelo de Ryanair. ¡Ideal! Porque llegas a la ciudad justo cuando despierta y abren los comercios. Cómo nuestro objetivo era pasear por el centro nos vino fenomenal alojarnos en el Room Mate Mario, ya que se encuentra junto a Ópera y es muy fácil acceder a Sol o a Gran Vía des de ahí.

Después de dejar las maletas en el hotel nos fuimos a La Ideal en Plaza Mayor para tomar un bocadillo de calamares. Tanto en La Ideal como en La Campana tienen en todo momento calamares preparados para freír.

aaaaa.jpg

Pasamos por la calle Pontejos y tuve que parame en Almacenes Cobián. Obviamente no podía dejar pasar la oportunidad. Aunque inicialmente me volví loca con todos su productos de mercería, al final compré unas lanas para hacer bufandas. Bueno, rectifico; compré unas lanas para que mi suegra me hiciera una bufanda a mí y una a mi cuñada.

IMG-20160125-WA0002.jpeg

Luego decidimos pasear hasta la hora de comer y pasar por el nuevo Primark de Gran Vía. Como seguro que esta semana compraré más cosas por Madrid, a la vuelta os haré un súper Haul con lo que me he comprado. Después de las compras, comimos en el Mercado de San Miguel. Me encanta el concepto y la verdad es que todo estaba muy bueno. Coges una copita de vino y puedes ir pidiendo raciones en cada una de las paraditas según lo que le apetezca a cada comensal.

Después de comer descansamos en el hotel (nos habíamos levantado a las 5:00h) hasta la cita con The App Date que os contaba aquí.

Por la proximidad con el viaje de esta semana decidimos pasar los siguientes días en Salamanca, pero eso os lo cuento en otro post. ¡Buscadme en Facebook! ¡Nos leemos!

#BlogTrip Un día en Madrid